Otros Métodos

Otros Métodos

Preservativo

El preservativo o condón es una funda delgada de látex diseñada para recubrir el pene erecto durante el coito y retener el semen eyaculado con lo que los espermatozoides no entran en la vagina y se evita el embarazo. En general, el preservativo está recubierto con una sustancia lubricante para facilitar tanto su colocación sobre el pene como la penetración. El preservativo no contiene hormonas. Es muy importante colocarlo correctamente, ya que los fallos suelen ser debidos a una mala colocación o retirada, más que a la rotura del preservativo.

El preservativo protege frente a las enfermedades de transmisión sexual y del SIDA.

Debe colocarse con el pene erecto antes de la penetración, presionando la punta del preservativo y desenrollarlo a lo largo del pene hasta su base. Es necesario dejar un espacio libre y sin aire en el extremo para retener el semen sin producir la rotura del condón.

Hay que retirar el preservativo en el momento adecuado, antes de perder la erección. Es básico para la eficacia del método.

El preservativo es un método muy seguro, con una fiabilidad del 88-96%. La eficacia siempre aumenta si se combina con espermicidas, sustancias (cremas, óvulos, espumas) que se aplican en la vagina y que destruyen o inactivan los espermatozoides.

Doble protección:
Es el empleo simultáneo de dos métodos en la pareja:
ELLA, un anticonceptivo hormonal para evitar de forma muy eficaz el embarazo.
ÉL, un condón, para prevenir las ETS.

La doble protección es de elección en cualquier relación donde no se tenga un conocimiento estricto del riesgo de infección de transmisión sexual.


Preguntas frecuentes

El preservativo es el único método que protege contra las enfermedades de

transmisión sexual y del SIDA.

El uso del preservativo es muy importante para no quedarse embarazada y para protegerse de las enfermedades de transmisión sexual y del SIDA.

La protección, es tan importante para ti como para tu/s pareja/s. Es aconsejable que antes del inicio de las relaciones sexuales con tu/tus parejas, lleguéis a un acuerdo para decidir qué método anticonceptivo vais a usar.

De este modo podrás disfrutar de tu vida sexual plenamente y con seguridad.

Si eso ocurre, existen bastantes posibilidades de embarazo aunque no se haya producido eyaculación en la vagina. Para ello puedes recurrir a la anticoncepción de emergencia, es decir, la llamada píldora postcoital o “del día después”. Es indispensable hacerlo en un plazo inferior a 72 horas desde el momento del coito de riesgo, ya que su efectividad, aunque es elevada, va disminuyendo con el paso del tiempo. También existe una posibilidad de contagio de enfermedades de transmisión sexual. Debes consultar con tu médico que pasos hay que seguir.

¿Tienes alguna pregunta más?

Pincha aquí y un ginecólogo miembro de la SEGO responderá a tu pregunta


Coito interrumpido

No es propiamente un método anticonceptivo. Consiste en que el varón retira el pene de la vagina antes de eyacular. Es poco seguro porque previo a la eyaculación puede existir salida de espermatozoides.


MÉTODO OGINO-KNAUSS

Limita la realización del acto sexual a la parte del ciclo menstrual femenino durante la cual el riesgo de concebir es menor. Comporta la abstinencia sexual durante unos 10 días en cada ciclo.


Espermicidas

Son sustancias que se aplican en la vagina y disminuyen la capacidad para fecundar de los espermatozoides.


DIAFRAGMA

Capuchón de caucho flexible y forma circular que cubre el cuello del útero impidiendo el paso de los espermatozoides. Siempre se debe combinar su uso con espermicidas.


Preservativo femenino

Funda de plástico transparente, con dos anillos en sus extremos, que se ajusta a las paredes de la vagina y funciona de forma similar al preservativo masculino.


INYECCIÓN ANTICONCEPTIVA

Inyección mensual o trimestral de hormonas de acción prolongada que impiden la ovulación.


Esterilización

Intervención quirúrgica por la que se cortan y ligan las trompas de Falopio en la mujer (ligadura de trompas) y los conductos que llevan los espermatozoides en el hombre (vasectomía). Ambos métodos son irreversibles. Este método es muy fiable, pero tampoco al 100%.

Volver al principio