Implante Hormonal
¿Este es tu método ideal?
¡Dale a me gusta!
12

Preguntas Frecuentes

El implante hormonal es un método anticonceptivo a largo plazo (de 3 años), eficaz y cómodo de usar. Consiste en la inserción debajo de la piel del brazo de la mujer, por parte de un médico, de una pequeña varilla flexible (del tamaño menor que de una cerilla) que libera una hormona de forma constante.
La inserción se realiza de forma sencilla y rápida, mediante un pequeño pinchazo bajo anestesia local, durante los primeros días de la menstruación. Pasados tres años, el implante va perdiendo efectividad y debe ser reemplazado por una nueva varilla.
Los implantes hormonales más modernos, que liberan sólo gestágeno, tienen una eficacia anticonceptiva muy elevada, mayor del 99%.
Se trata de un método con un efecto anticonceptivo prolongado y reversible (el médico puede extraerlo en cualquier momento), por lo que se plantea como alternativa a la esterilización definitiva. Otras ventajas adicionales son que consigue disminuir tanto los dolores como el sangrado durante la menstruación y que, como no contiene estrógenos, es una alternativa beneficiosa en las mujeres con intolerancia a los anticonceptivos que contienen estas hormonas (como las píldoras combinadas, de gestágeno y estrógeno).
Recomendado también para mujeres que aún no hayan tenido un hijo.

¿Tienes alguna pregunta más?

Pincha aquí y un ginecólogo miembro de la SEGO responderá a tu pregunta